A veces nos agobiamos por no saber dónde poner una planta, si a la luz, a la sombra, si echarle mucha o poca agua, si la maceta de barro o de plástico. Cierto es que las plantas tienen unos umbrales de comodidad donde vivirán estupendas, perfectas y vigorosas. Condiciones que, por otro lado, no las encontrarán en el mundo de allá fuera. Muchas veces pasa que las plantas que compramos han estado en una suerte de invernaderos de cuidados intensivos (ICI’s) donde están absolutamente mimadas en condiciones perfectas. ¿Qué pasa cuando esas plantas las sacas de ese ambiente y te las llevas a casa? Pues que se mustian, les cuesta crecer o, simplemente, se mueren. Por eso en Bridepalla intentamos ‘estresar’ nuestras plantas y aclimatarlas al ambiente que van a encontrarse en casa. Intentamos que nuestras plantas se hagan fuertes en condiciones no idóneas de humedad, de luz o de temperatura (al fin y al cabo, es lo que se encuentran en la naturaleza) para que, cuando lleguen a casa no sufran tanto. Si eres padre o madre, puedes proteger a tu hijo o hija hasta la extenuación o puedes dejar que se rasque las rodillas bajando a toda leche por el tobogán. Nosotros somos más de lo segundo.

En ese sentido, las plantas no necesitan mucho para sobrevivir: humedad, luz y algo de sustrato que soporte los nutrientes. Por eso, podemos probar con plantarlas en lugares extraños. ¿No habéis visto plantas creciendo encima de palmeras, o agarrando sus raíces a la roca madre? ¿Qué dificultad encontrarán entonces en sumergir sus raíces en unas zapatillas o una bañera llena de tierra? Ninguna.

 

 

Ahí tienes la bañera llena de tierra y de plantas. O unas crocs vegetales.

Con unas simples latas también puedes hacer unos buenos maceteros. O incluso con electrodomésticos viejos.

Incluso con ropa interior u otras prendas de ropa también se pueden hacer macetas para tus plantas!

Todos los contenidos del Web, así como nombres comerciales, marcas, signos distintivos y diseños de productos son titularidad exclusiva de la empresa BRIDEPALLA y están protegidos por la Ley.

Todos los contenidos del Web, así como nombres comerciales, marcas, signos distintivos y diseños de productos son titularidad exclusiva de la empresa BRIDEPALLA y están protegidos por la Ley.