Los mejores deseos que crecen

Cuando empieza un año nuevo siempre es momento de pensar en buenas propuestas. Apuntarse al gimnasio, conciliar más, comer más saludable o trabajar mejor son ya tan clásicos como el no-vestido de la Pedroche para las campanadas.

Amundi, una de las empresas gestoras de fondos más destacada en Europa, quiso ofrecer a clientes y empleados un bonito detalle: un árbol. ¿Y por qué un árbol? Porque un árbol es símbolo de crecimiento, de pureza y de honestidad; un árbol es una bella metáfora de lo que pretende ser esta empresa y así se lo comunica al mundo.

¿Quieres tú también apuntarte a la moda de regalar árboles? Mira en Treeo.