[:es]Hongos en IKEA[:]

[:es]Parece ser que IKEA sigue su andadura hacia la economía circular. Esta vez se centran en los envases. No es de exrañar en una empresa en la que el packaging es el gran exponente de su modelo de negocio (les permite ahorrar en transporte y almacenamiento, hace que sean sus clientes lo que se lleven los muebles a casa y –oh!, inaudito- les obliga a pensar el producto en función de lo que ocupa la caja).

¿Y qué hace un artículo de packaging en un blog vegetal? Bien, aparte del gran cariño que le tenemos a los sectores del mueble y de los envases, IKEA planea incorporar un biomaterial hecho por hongos para reemplazar así al poliestireno. La empresa americana Ecovative patentó en 2006 el Mushroom Packaging, un proceso de producción de envases que se basa en el crecimiento de fibras micelares (algo así como las raíces de los hongos) que permiten generar moldes de protección perfectos para cualquier objeto. Mientras que el poliestireno puede tardar miles de años en descomponerse, un envase en base a hongos se descompone en semanas en contacto con una superficie húmeda.

Ecovative ya trabaja para otras grandes empresas, con la intención de sustituir los plásticos por biopolímeros fácilmente degradables, hartos ya de que un simple envoltorio dure miles de años más que el contenido que envuelve.[:]