Ante el aumento de la demanda de productos sostenibles en el sector del reclamo publicitario, cada vez somos más empresas las que comercializamos productos que se plantan. De esta manera, se sustituye un supuesto objeto de dudoso gusto y valor por la posibilidad real de plantar un árbol o una semilla.

Profundizar en valores de sostenibilidad, biodiversidad y economía circular utilizando como canal la comunicación corporativa es, sin duda, hermoso. Pero no todo el monte es orégano (nunca mejor dicho). Actualmente existen empresas que, aun teniendo productos plantables, continúan ejerciendo prácticas que no se adecuan a los parámetros de diseño sostenible ni ética empresarial.

No son iguales los lápices plantables que realizamos en Bridepalla que los que otras empresas importan de India o China. Pasa igual con el papel plantable ¿Por qué? Por la misma razón que no es lo mismo consumir naranjas de un agricultor de proximidad que consumir las que vienen de África: puede que el zumo nos sepa igual, pero las consecuencias de nuestra elección son bien diferentes.

En Bridepalla llevamos luchando por transformar el sector del merchandising desde hace ya algunos años, aportando una visión fresca, transformadora y sostenible de cómo debería ser el buen reclamo promocional. No es suficiente con adquirir productos plantables. Tenemos que asegurar que son innovadores, que están hechos aquí, que tienen un precio justo para todos, que se están ofreciendo trabajos dignos, que se garantiza la germinación de las semillas para evitar la frustración del cliente final.

Un claro ejemplo es el lápiz plantable que tenemos en Bridepalla. Este producto nace tras más de un año de inversión en I+D parcialmente subvencionado por la Agencia Catalana de Residuos para el fomento de la economía circular. Son lápices hechos con papel reciclado y con semillas recolectadas en Andalucía, totalmente personalizables por nuestros clientes y que han supuesto la creación de puestos de trabajo en nuestra comunidad.

O nuestro papel plantable. ¿Hay papel de semillas más barato? Posiblemente, pero nosotros sabemos quién recoge las semillas, quién y dónde se elabora (en Barcelona, por artesanas y personas con autismo) y cómo se imprime. Controlamos absolutamente todo el proceso de creación de nuestro papel y, de esa manera, poder asegurar el mejor producto a nuestros clientes.

Debemos saber diferenciar lo eco de lo ECO. No todo vale. Seamos críticos y no intentemos dar gato por liebre, porque en estos casos el gato nos puede saltar a la cara y arañar nuestra reputación.

Alguien dijo que solo existe uno que produce con los menores costes. Y seguramente será el menos sostenible. Los demás debemos competir por valores. Innovar, ser coherentes y transparentes, acogerse a buenas prácticas empresariales, actuar con pedagogía y ofrecer productos de calidad, bien diseñados y realizados de forma local.

La sostenibilidad no va de comer naranjas. Va de conocer lo que hay detrás de esas naranjas y actuar en consecuencia.

Por eso hemos creado unas bombas de semillas con una mezcla de plantas aromáticas típicas del Mediterráneo. Las bombas de semillas llevan una cuarentena de semillas de ajedrea, trébol, mejorana, comino, hinojo, albahaca, salvia, hisopo y mostaza.

Ten en cuenta que mezclamos diversas especies de familias vegetales diferentes para que las plantas se ayuden mutuamente y vayan creciendo cuando toque. Las bombas de semillas están producidas por nosotros en nuestro taller y hay una parte de la producción que la realizamos junto con la fundación Boscana, que ofrece servicio a personas con problemas de salud mental. Llevan una mezcla de tierra, abono y semillas y funcionan como cualquier trozo de tierra: cuando se humedezcan, las semillas que contienen irán germinando cuando sea el tiempo. Mantén el sustrato húmedo y así no se secarán. ¡Y a disfrutar del aroma del mar!

Todos los contenidos del Web, así como nombres comerciales, marcas, signos distintivos y diseños de productos son titularidad exclusiva de la empresa BRIDEPALLA y están protegidos por la Ley.

Todos los contenidos del Web, así como nombres comerciales, marcas, signos distintivos y diseños de productos son titularidad exclusiva de la empresa BRIDEPALLA y están protegidos por la Ley.